jueves, 12 de marzo de 2009

Im fernsehen...

video
Ayer tuvimos de nuevo una presentación con el Singekreis, no sé todavía por qué, una vez más, toda la confianza que he juntado estos días se me fue al subir al escenario. Aún siendo una persona extrovertida, las miradas de la gente me ponen nervioso, y el me ponerme nervioso es una de las tantas cosas que hacen que me de hambre. Ahora después de tanto tiempo lo sé, por lo tanto, no olvidé llevar conmigo la barrita de granola de emergencia y una bolsita de Skittles, que gracias a mi hermano ahora los amo. He obtenido algunas costumbres de esta gente, que siento, que desencajarían un poco al momento de regresar a mi país. Sin querer, camino rápidamente, como bastante, soy puntual, etc... Todas me agradan bastante, mas sí hay una que me preocupa, y es que me acostumbré a la alarma de mi despertador, ya no me despierta y ya más de una vez se ha involucrado en mis sueños. Creo que ha sucedido como el tránsito en el Distrito Federal, escuchar el transito de la ciudad ya no es algo que me quite el sueño, pero que seguramente sería un tormento para más de un pueblerino que intentara pasar una noche con tal estruendo. Mientras tanto voy ideando técnicas y probando nuevas cosas. Esta noche, cambiare la canción.
El Martes pasado salí en la televisión, yo no lo vi, pero mucha gente me contó. Afortunadamente ya casi todo esta en Internet y lo pude cachar por ahí. La parte importante está como en el minuto numero cinco con quince segundos. En el que pueden escuchar el alemán más nervioso que he hablado en mi vida, notorio por mi cara de ¿qué diré?. Los comentarios están abiertos, yo ahora me tengo que ir a contar ovejas...literalmente.

1 comentario:

  1. Mi Juane, todo tu eres bello. Ese que aparecío en el minuto 5 y cachito eres tu, tal cual. TQM Papá

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
A mis tres lectores by Juan Pablo Navarro is licensed under a Creative Commons Atribución 2.5 México License.