martes, 2 de junio de 2009

Empezar a terminar...


Qué inconstante que se ha vuelto la escritura en este ritmo que ahora llevo, mas todavía no olvido que tengo aquí un espacio para llenarlo de vez en cuando de aconteceres. Es ahora más cuando acontece, ya que uno tras otro se hace parecer interminable la cantidad de eventos que rodean los últimos, cada vez más últimos días de mi estancia. Es el que me vaya, o el que llegue, lo que hace reaccionar el ambiente en el que me desenvuelvo, y tengo una ligera voz que me dice que ahora es cuando quiero hacer todo lo que alguna vez no hice y viceversa. Tanto es así que hoy mi familia ha decidido hacer una Familiekonferenz (conferencia familiar) para decidir qué es lo que se hará en las próximas tres semanas que ya han comenzado. Es ahora también para mí, el momento en el que me doy cuenta lo que hace falta por hacer, que por una razón u otra había dejado poco a poco una tras otra haciendo filita esperando su turno cada una. Y ahora todo viene de una vez. Es por eso también que últimamente no he tenido tiempo de escribir, y tampoco de nada. Creo que es momento de empezar a dar prioridades, ahora la pregunta para mí es, ¿en qué se basan mis prioridades? Si comienzo por mis sentimientos tendré que hacer un par de llamadas y organizar. Si comienzo por mis necesidades, no haré lo que en realidad quiero. En fin, ahora sólo siento el único sentimiento que se puede sentir ante tan complicada situación, duda. Darme cuenta de tantas cosas también me ha causado trastornos pensamentales si es así como podría yo llamarlo, ahora tengo que borrar un poco de aquello y escribir un poco de eso que necesito siempre recordar. Yo, por lo mientras saldré un poco a rockear esta delicada cosa que se llama vida.

sábado, 23 de mayo de 2009

Pausa sublime...


He aquí el momento en que las cosas comienzan a volar, con ello me refiero a los intercambistas, recuerdos, promesas, tiempo y esas cosas que se hacen pero no se dicen. La velocidad con la que pasa el año no me ha dejado apreciar todavía lo que con él vino y vendrá, últimamente he estado un poco cambiado de planes y es así como la planeación de mis vacaciones se ha puesto un poco como en standby y tengo que esperar a dos que tres noticias para poder seguir con ellas. El haber venido aquí me ha hecho aprender más de lo que yo esperaba, porque aún cuando se tiene a una familia como anfitriona que te hace sentir como un miembro de la misma, faltan siempre esos detalles de la propia que incomodan de vez en cuando. Y tengo que decir que a un mes de que mi tiempo se termine aún no he digerido el concepto de familia por estos rumbos, que en ratos y ocasiones suele ser tan calurosa y en otros como si de una oficina se tratase. Aunque es también una de esas cosas que hasta el momento no he compartido bastante. Mi ideología de siempre saber qué pasa con las cosas y el ser un tanto curioso en los detalles ha conseguido que a cada momento me detenga un poco a pensar por qué pasan las cosas. Y en el momento en que yo no consiguiera saberlo sé que me entrarían esas ganas de preguntar y dejar un poco la discreción. Creo que hoy será momento de platicar una que otra cosa con mi familia, pero será hoy en la noche porque por el momento el día me ha gustado bastante y eso es algo que aquí no se puede desaprovechar. Así que día en marcha y ya que por el momento no puedo hacer ninguna locura, me pondré mis pantalones rojos e iré a caminar un poco.

domingo, 17 de mayo de 2009

Geburtstag!


Hoy es el cumpleaños de aquella persona que ha estado a mi lado durante toda mi vida, y hasta el momento creía que no tenía un regalo para él. Un regalo para mí es hacer algo que me den ganas de hacerle al regalado, o bien darle algo que me haya hecho pensar en el regalado. De manera que creo que en mí, si alguna de las dos no ocurre, se me puede complicar la vida pensando que el regalado no tendrá un regalo porque en los últimos días el regalador no ha visto nada que le recuerde de tal manera al regalado! Y así como tanto correr me hace comer, tanto pensar me hace escribir... Entonces tiene lógica si digo que el regalador me ha hecho pensar tanto que me ha hecho ganas de escribir, de manera que el regalado ha conseguido inspirarme el redactar y entonces, que ese alguno de mis tres lectores sepa, que cada letra de este texto se la dedico con todo el agradecimiento de poder tenerlo y por darme más de lo que he pedido, quiero que sepa que todo lo que tengo y soy tiene una etiqueta muy grande con su nombre ya que en mi mente tengo un poster muy grande para que nunca olvide yo el modelo de lo que quiero ser...
Media tarde, días cansados asechan mi cotidianidad últimamente, un día más el de hoy que tacharé en mi calendario regresivo para mi regreso. Por ahí dicen los alemanes man muss immer wissen wenn irgendwas reich que en mis palabras diría algo así como, siempre se debe saber cuando algo basta, lo sé, ya lo es. Estoy esperando con ansias el momento en que me baje de el avión que me llevará a mi país de regreso, cada día tachando un evento más de mi agenda lo que me falta por hacer... y que cerrara con el viaje Escocia, evento que me tiene con los pies sobre esta tierra que tanto ha compartido. Ya habrá momento para recordar las sonrisas...
Ah y por sí no lo habías notado FELICIDADES PAPÁ

viernes, 15 de mayo de 2009


El ánimo de trabajo alemán y el buen clima están haciendo que despierten temprano a comenzar sus proyectos veraniegos. Parte muy importante de esta cultura es el tener una que otra cosa que hacer en los hogareños domingos de este lugar y poco a poco me acostumbro a madrugar con los sonidos. También me ha sacado una que otra sonrisa extra el que el calor se les haga insoportable en este momento, cuando yo todavía necesito mi pulli. El sol y mi bicicleta alientan la relación Pablo-Naturaleza y empiezo a pedalear un poco más entre los bosques para alimentar aquella mi necesitadísima practica llamada deporte. Aunque tengo que admitir que no estoy en mis mejores días el sol sigue radiando la alegría que suele acompañar mis ánimos y la redacción va disminuyendo un poco a medida que el clima mejora, cosa que nunca pensé que pasaría. Mas no he olvidado el gusto que le he tomado a redactar la cotidianidad de mis días.
Ya llega la familia que ansiosa quiere festejar las fiestas de mi hermana y al mismo tiempo yo me voy a festejar las fiestas de mi intercambio.
En fin, son las once de la mañana y mis tres horas conscientes no me han dado mucho que decir...
¡Han llegado tres paquetes! ¿será alguno para mí?

martes, 12 de mayo de 2009

Blick auf die Straße


Vuelvo aquí a mi ni tan viejo ni tan olvidado espacio al que no he recurrido desde hace tiempo. Y vengo con buenas razones pues me he llenado de alegría últimamente de notar cómo la gente de este país comienza a cambiar sus actitudes gracias al clima. Ya era tiempo de que me entusiasmara este lugar con una sonrisa y con el cambio a lo que los alemanes llamarían el buen tiempo, va saliendo poco a poco la felicidad de estos seres y me relatan en humores que no todo en ellos es amargura pero que lo que los entristece es el clima. Ya también se empiezan a mover las calles de esta pequeña ciudad y la gente le quita un poco el polvo a su ropa de verano y comienza a relucir aquello que tanto tiempo estuvo guardado.
Mas a mí no me basta al parecer con los pocos grados que le favorecen a los Halberstädters y yo sigo un poco preocupado porque el clima no es todavía caliente. Ahora sí, puedo contar más allá de los minutos para mi regreso y voy ordenando la agenda de los seis últimos fines de semana que me quedan y me recorre el remordimiento y tensa las emociones el saber que mi regreso está cerca y ahora sí, tengo mucho que hacer.
Y está vez por ocasión especial escribiré algo para los alemanes de los que hoy me he enterado que me leen mas solo letras e imágenes ven...
...Daswegen ist heute ein besonderer Tag, weil ich mich gemerkt habe, dass manche von euch meinen Namen bei Google gesucht haben und meine Seite gefunden haben und ich wollte euch heute etwas für ihr schreiben, damit ihr wisst dass es mehr gibt als Bilder und Buchstaben hier...

lunes, 4 de mayo de 2009

Vientos paralelos.


Últimamente me han llegado aires de locura, después de escuchar que ningún intercambista de mi grupo va a la escuela regularmente y tienen singular libertad de decidir si quieren ir a clases o no, me he llenado de valor para irme de pinta un día. Qué emoción que me da ahora, cual niño escondido manteniendo silencio esperando que no le cachen. Por tanto he llegado a mi casa, buscado esos pants calientitos que tanto me gustan y unas gomitas de colores y he decidido emprender la redacción de lo que acontece, costumbre mía que por cuestiones de tiempo se había suspendido algunos días.
Un paseo en bicicleta era lo que me faltaba en estos días. Ayer, con los campos pintados de amarillo y el olor a olivo en el camino, he decidido ir con un amigo a recorrer en bicicleta aquellos campos que rodean el pueblo. Cabe recalcar que el clima no lo ameritaba , pero cuando el mismo no lo hace, he de intentar que mi ánimo lo haga. Al principio he olvidado que no era nada más y nada menos que un alemán el que me acompañaba y me ha salido un poco lo extranjero, mas no he tardado en escuchar de lo lejos las normas dictadas en estas tierras, que también hay que seguir para disfrutar de un buen paisaje. Qué chistoso me parece el orden, que resulta ser bueno en medida que la paciencia lo tolere, o bien, se haya nacido con él.
Por eso de cuando en cuando me gusta hacer una que otra travesura y recordar que de donde yo vengo, a buenas o malas son bien aceptadas. Por el momento me quedaré pensando que haré en los próximos días ya que mi tiempo se acaba y mi mente me grita "¡Basta! creo que ya es un poquito suficiente..."

viernes, 1 de mayo de 2009

Zusammenfassung


He aquí yo de nuevo en mi olvidado espacio que ya un poco empolvado le quitaré lo desusado. El tiempo libre se ha reducido un poco en estos últimos días. Ha terminado por fin la tan esperada cena que he llevado prometiendo a mi familia desde hace ya un par de meses, y creo que me siento tan satisfecho como ellos. Qué gusto que me da hacer las cosas cuando siento que a la gente la agrada lo que hago, y con el pensamiento de que no sólo era traer un poco el sabor de mis rumbos si no hacer que se quedase en su memoria. Buen éxito fue, creo que lo he logrado. Y entre todo lo acontecido no puedo olvidar el mencionar que he sido víctima de un crimen de interés. He acabo de leer un libro en el cual en el momento más interesante, el guión se ha acabado y lineas blancas han pretendido dejarlo para que mi imaginación las utilice. Mi imaginación ya tiene suficiente y quiero jugar a que me dicen que pasa, pero a sabiendas de que no obtendré respuesta algúna, ahora ideo algo que me quite el sabor a incompleto...
Mientras tanto estos días sin escribir han estado muy acontecidos, pero con certeza lo que más ha destacado es que el miércoles pasado he conocido en verdad a el papá de mi familia. Todavía me es increíble que después de sentarme con el cada día en la mesa durante tanto tiempo sea si no después de tres meses que le he conocido en verdad y tengo que admitir que me agradó bastante. Creo que eso de conocer a la gente me hace falta un poco en este país y es un punto más que se va directo a mi libreta del que hacer...
Ya ese mismo día he visto en la estación de trenes a un grupo de sordo-mudos que platicaban, discutían y se llamaban la atención gestualmente de una manera tan natural que no pude evitar intentar adentrarme en aquella silenciosa pero interesante conversación. Por alguna razón me pareció que estaban perdidos y querían elegir a donde ir, aunque, seguro hablaban de otra cosa, pero qué bien que me he entretenido imaginando un poco ese mundo en el que tonos se tornan gestos y el humor sonrisas...
Y si todo se viera desde arriba?

lunes, 27 de abril de 2009

Eine Qual.


Tantas noticias han llegado a mí últimamente que mi cabeza comienza a preocuparse por no pasar desapercibidas aquellas cosas que de verdad se han ganado un espacio de mi mente. El estrés comienza a ocupar algunos rincones de mi ser y me quiero apartar de aquél feo estado de ánimo que rara se vez se hace presente en mi persona. Bueno, qué puedo esperar, supongo que eso es lo que pasa cuando una persona intenta comerse el mundo de una vez. Probablemente también tenga un poco que ver el que mis decisiones estén limitadas por algunos factores que siempre tengo que resolver con anticipación, pero que no en cualquier momento pueden ser resueltos ya que involucran a dos que tres personas que no soy yo. Por lo tanto he decidido ya alejar mi mente de peligros imaginarios que sólo mi mente percibe entre las siluetas de algunas sombras que produzco. Y justo en el momento en el que pensaba que ya todo estaría planeado, las cosas se vienen un poco abajo y seguro encontraré la forma de levantarlas aunque todo de mí no dependa. Necesito un refugio en el cual resguardarme de las preocupaciones.
Ahora guardaré un poco de silencio e intentaré tener aquella tranquilidad creada a base de sonidos lejanos y susurros extraños que el buen clima va dejando...

sábado, 25 de abril de 2009

Oda a la cultura.


Me pregunto por qué las actividades buscan un día determinado para juntarse todas y para otros días dejarlos a un lado. Al parecer se organizan ellas solas para que yo elija a algunas de ellas, pero no, pareciese como si buscaran las fechas exactas y quedarse ahí, bien apretaditas esperando que saque algunas y hacerme un poco más difícil las decisiones. O quizás tenga más que ver conmigo y que en días como hoy me dan ganas de hacer todo, excedo planes en mi mente y me alboroto de ideas. Hoy, fue el primer día desde hace siete meses que no sentí frío. Espero que días como este dejen de ser tan marcados en el calendario en estas tierras y se vuelvan más habituales. Ya se comienza a ver a los Hablerstadtianos rondar por la ciudad de nuevo, y sacar esos artículos de la cochera para recibir al sol con un poco de actividad. Eso me sienta bien, y me uno a la alegría de ellos saliendo a disfrutar un poco del clima y de paso hacer un poco del ya necesitado ejercicio para mi cuerpo que se ha vuelto un poquito flojo y quisquilloso.
Por tanto esperaré el día de mañana con un poco más de expectativas que el de hoy, y por alguna razón caeré en una fábrica de relojes al puro estilo Alemán, también probablemente saque la bicicleta que de aquella no tan lejana ciudad he traído el día de hoy.
Hoy estuve planeando un poco más la comida mexicana que Teresa y yo daremos a esta mi familia que ya un poco más de dos meses me ha hospedado, me emociona la idea de poder regalar un poco más de aquellos tan lejanos rumbos de los que vengo. Espero ahora, que todo salga bien y en caso de que no, sepamos como improvisarlo, por el momento ya he empezado a darles a probar algunas cosas y creo que comienzan a tenerle afecto a los sabores.
He estado pensando qué ingredientes tendría mi vida si de ella se hiciese una receta...

jueves, 23 de abril de 2009

Operando pensamientos...


Mañana operarán a Javier, mi amigo Peruano, y eso me trae recuerdos de la única vez que me han operado en mi todavía corta vida. Ya que aquella operación que me hicieron no dista a más de un año de esta fecha, puedo recordar algunos sentimientos que me llegaron aquella vez, como el de no querer estar solo. De alguna manera cuando me siento mal, o algo me duele me sirve bastante tener con quien quejarme y reír un poco de cualquier cosa. Ser operado en otro país probablemente me haría extrañar un poco más a la gente que regularmente me rodea, ya que las camas de hospitales nunca tienen colchones cómodos y los cuartos tampoco cara de hogar o de algo familiar... y eso me pone la piel de gallina...De manera que he llegado a la conclusión de que, aunque las últimas semanas he estado de pediche con los permisos, intentaré ir a visitarlo.
Cada vez que intento hacer un plan me doy cuenta de lo difícil que me es simplificar las cosas, probablemente nunca lo he intentado porque planeado todo me ha salido bien, pero a veces me pregunto ¿Qué pasaría si no lo hago?...
De todo lo que he aprendido y de todo lo que he olvidado todavía quedan algunas cosas y entre cosas las escribo, y si de algo podría asegurar estar seguro sería el que siempre debo tener claros mis pensamientos respecto a lo que me rodea y lo que a veces no lo hace tanto. Y si en algún momento algún detalle yo olvidase lo conveniente sería pararme de cabeza para pensar las cosas al revés... pero quizás debería pensar las cosas un poco menos, mas ¿Qué tanto es más, qué tanto es menos?...

martes, 21 de abril de 2009

Mittagspause.


Acabo de despertar de una siesta que no quiero que se me vuelva costumbre (creo que sólo es momentáneo) pero no soy yo; es la tranquilidad de mi pueblo, el sol primaveral y la cama que tengo que me dicen despacito anda ya, duerme un poco.
Utimamente he pensado bastante en las relaciones que he ido formando en esta, mi segunda nación, y la gente comienza a preguntar qué pasará después de que me vaya, si volveré, si seguiremos en contacto, o si simplemente me iré y todo en mi vida seguirá normal. La gente de aquí ha capturado tanto mi atención que dudo bastante que de un chasquido desaparezcan de mi mente, y eso es lo mismo que he respondido, mas tiempo es tiempo y con miedo de olvidar algún detalle, escribo aquí de vez en vez con la certeza de que mis sentimientos en este tiempo, en algún lugar fuera de mi mente quedarán grabados. Poco a poco he logrado que los ciudadanos Halberstadtianos y demás gente que he conocido este tiempo, conozcan más allá de esa sombra de la que sólo se puede obtener una forma o una imagen, y de lo contrario ir compartiendo de lo que somos y lo que nos mantiene caminando. Son susurros a veces y otras son palabras muy directas, pero hay cosas que por alguna razón me las dicen en el momento indicado y me llegan. Hoy fui a renovar mi carta del autobús y me dijo la secretaría, a la que normalmente recurro, que ya hacía falta en esa escuela, en ese momento me quedé tres segundos en silencio para retomar lo que había y dicho y pensar que probablemente no volveré después de mi partida. Así se ha consumido mi tiempo poco a poco y aunque me faltan todavía dos meses y muchísimos momentos. Voy empezando a extrañar este año y al mismo tiempo contando los segundos para regresar a mi primera casa.
Alguien me dijo que los pájaros platican entre sí...

domingo, 19 de abril de 2009

Sentidos invertidos...


Qué fácil que es engañar a los sentidos cuando de comodidad se trata, en Alemania como en algunos otros países, afuera de la ventana hay una cortina que más que cortina parece puerta de búnker militar, y hace que cualquier rayo de luz que pueda entrar a un cuarto se quede afuera. Esto es utilizado para los días de verano en los que aquí el sol saluda a las cuatro de la mañana y no se va si no hasta las nueve de la noche. Pero qué buen uso se le puede adquirir cuando se quiere dormir en el día. Esta cosa me hace pensar que es de noche cuando el sol afuera esta en su máximo esplendor, creo que son de esos artículos que más voy a extrañar cuando mi tiempo aquí termine. Y escribiendo de tiempos terminados, cada día falta menos y las despedidas comienzan a tomar parte en este tiempo del año en los que algunos de nosotros nos empezamos a ir con la esperanza de en algún futuro reencontrarnos y revivir algunos momentos.
Por lo mientras quiero bajar la cortina del sueño y esperar que mis sentidos no se den cuenta de que las cosas acaban, pero qué difícil me es intentar pensar algo sin saber qué quiero. Por una parte me gustaría que momentos como este fin de semana que sigue en curso no se acaben, y por la otra anhelo el momento de regresar a mi país, a mi lugar, a mi gente. Mi mente ahora tiene cosquillas de tanto pensamiento que le entra, así que a veces ríe sin saber por qué. Sea como sea espero estar preparado para cuando pase lo que tenga que pasar.
Ayer me dieron un abrazo gratis en la calle, ¿Qué no me habían dicho que todo tiene un precio?

viernes, 17 de abril de 2009

Guten morgen!


Esta es oficialmente la primera vez que escribo en la mañana, probablemente lo sea porque normalmente una cuarta parte de mi persona, por no decir la mitad, sigue dormida a esta hora, pero hoy no. En fin, esta vez sentí que le haría bien al nada saludable cafesito que tengo a mi izquierda (nunca lo pongo a la derecha porque lo tiro) y aprovechando que hoy el clima no nos favorece como lo había hecho los últimos días y como espero que vuelva los próximos, me puse a escribir. Hoy me voy a encontrar en Braunschweig con una amiga que tengo muchísimas ganas de ver y seguramente por eso hoy es tan especial para mí. No sé, así como me gustan los días que no sé qué pasará y las cosas se construyen poco a poco, también me encanta saber por dónde irá el camino y que el día será muy bueno.
Ayer me sentí la persona más hogareña del planeta por la primera mitad del día, ordeñe una vaca, me pasé un rato a darles pan duro a los caballos (no soy malo, blando no lo comen), podé el césped con el carrito corta céspedes y lavé el auto... me sentí como el hogar hecho persona, no sé por qué siempre me da risa pensar en cosas así.
También me encontré en mi pequeño pueblo a un chileno y de verdad que no lo podía creer, jamás me imaginé que alguien viniera de vacaciones a caer aquí, platicamos un rato, tomamos un helado y tal vez lo vea el fin de semana.
Ayer de alguna manera me alegró bastante y me liberó un poco hablar con mi familia y compartir algunas fotos, bueno, ya he tomado la última gota de café y con esto termino mi post...
Creo que va a llover, el pronóstico lo dice, pero mi mente se reusa a creerlo.

martes, 14 de abril de 2009

Eine Wahl...


El día por el que en algún momento del mes pasado estuve esperando, llegó hoy. Me despertérelativamente temprano ( nueve de la mañana) para por fin hacer la grabación del CD del Singekreis.
Creo que está de más decir que escucharme a mi mismo me dio una sensación de algo no esta bien que no me gustó para nada, aunque sinceramente confío bastante en el oído de Herr Gehdar y sus conocimientos para saber si lo que hice estuvo bien hecho o no, por lo tanto me quedo tranquilo esperando poder escuchar antes de que me vaya un adelanto de lo que hoy fue grabado. Y yo sigo en un mar de ideas y opiniones, y justo cuando pensé que ya no vendrían mas desiciónes difíciles en el año, se acerca otra y viene a irrumpir la poca tranquilidad que tiene mi mente y exaltarla un poco haciendome bolas. Creo que la manera más fácil de elegir las cosas siempre es pensando en qué está bien y qué está mal y pensando en lo que de verdad me gustaría hacer a mí. Pero, qué pasa cuando ambas tienen casi el mismo peso sobre la otra. Entonces ahora estoy como apretando un botón con miedo a equivocarme y esta vez sin nadie a mi lado que me empuje un poquito hacia algúno de ellos. De cualquier forma eso no me quita las ganas de disfrutar el nuevo clima y hoy he salido a caminar un poco y aprendí a ordeñar vacas. Creo que suena gracioso, además de que yo pensé que era fácil y aún con maquina no le vi tanta simpleza. No había ni vacas, ni tiempo suficiente para que pudiera aprender pues llegue un poco tarde a la sesión. Otro día que tenga ganas iré a asomarme un poco e intentar de nuevo.
Ana María me dijo que a la gente le sudan las orejas...

domingo, 12 de abril de 2009

Ich bin wieder da!


Regresando a la vida cotidiana e intentando alcanzar el paso de la vida que ahora llevo, me encuentro en un momento de felicidad. Una felicidad como de éxito. En primera porque han pasado las mejores tres semanas de mi intercambio hasta el momento y conseguí mantener el paso más agitado que jamás había llevado. Y en segunda porque me he dado cuenta las relaciones que he hecho en este lugar. Nunca pensé que la gente se acostumbrara tanto a mi presencia, tanto que al momento de mi regreso he visto a gente que se alegra de que haya vuelto y se alegra tanto como yo de que nos podemos reencontrar. Para acabar con esta ola de emociones me he dado cuenta que la gente sí me lee y le agradan mis relatos.
Creo que probablemente la verdadera razón del haber creado este blog fue en un principio tener algo de lo que reír y liberar algunas lágrimas de recuerdos cuando ya haya regresado, pero ha cambiado.
Me he dado cuenta que a la gente le interesan bastante los pensamientos y que lo mejor de todo es soltarlos como los mismos pensamientos que son, así nada más sin una letra de más.
Me alegro de que después de haber comido Europa en tres semanas pueda dormir en una cama que mide mas de cuarenta centímetros de ancho y un metro sesenta de largo. Ahora mismo me he puesto a rodar en la cama y acostarme para recordar lo rico que se siente estar en lo que orgullosamente ya puedo llamar casa. El día de hoy no empezó como yo lo tenía planeado. Por cierto, me encanta cuando los planes se arruinan y me acaban sorprendiendo ( pasa a menudo).
Cuando pensé que podría quedarme en la cama toda la mañana cual lagartija de Burbujas. Me levantaron tempranito con un clima hermoso y un desayuno que le daría apetito a más de un personaje de los presentes y le dimos una calurosa bienvenida a la pascua.
Todavía no puedo creer cómo es que en tres semanas el clima se ha tornado tan confortable, creo que mañana utilizaré shorts y le daré un poco de color a esta piel que con el tiempo se ha aclarado poco a poco. Por lo mientras iré a dormir para mañana empezar el día con energía.
La música suele ser la transportadora principal de mis más recónditos recuerdos a la memoria.

martes, 17 de marzo de 2009

Frühlingsball


El tiempo le ha ganado a la noción, para no expresarme tan clásico y decir un "parece que fue ayer", con la primer frase citada quiero dar a entender lo rápido que ha transcurrido el tiempo hasta al momento en mis sentidos. Creo que todavía con lujo de detalles puedo recordar las expresiones, personas y clima de aquél día en que pasaron por mí al aeropuerto de Berlín. Un día de ese todavía verano que no me hacía extrañar tanto el calor de donde provengo, en fin. Los días poco a poco se vuelven cálidos para la gracia de mucha gente y en especial la mía. Estoy finalmente orgulloso de que hoy salí al receso con solamente una sudadera, y entre tácticas de movimiento para ganar calor corporal y una bebida caliente, aguanté todo el tiempo afuera.
Qué dichosos estos días en la cuenta regresiva de mi viaje anhelado en el que cada minuto que falta todo se torna más interesante y suceden cosas que al último momento me dan ganas de quedarme un día más antes de partir. Y cual película, de lo que en mi tierra natal es El norte, este jueves será nuestro baile de primavera y he conseguido una cita para tan importante y desconocido acontecimiento. Por el momento a tan pocos días de mi viaje, creo que ya empaqué hasta lo que no tenía que empacar, pero sigo con ese sentimiento de que algo está siendo olvidado. No hay tiempo para pensar en ello con la indecisión de no saber que ponerme el jueves...

domingo, 15 de marzo de 2009

Abschiedsmoment.


Hoy, a las ocho con treinta minutos de la mañana, el caballo que más que un simple animal fue un amigo para mi hermana durante más de la mitad de su vida hasta el momento, falleció. Fuimos a despedirle con la impotencia de no poder reparar o irreparable y las lágrimas no se contuvieron ante la pacifica mirada de aquél animal que sabíamos que en pocos minutos no tendría más vida. En estos momentos me vienen únicamente recuerdos, esos recuerdos que se vienen a la mente cuando la tristeza de la gente se puede respirar y que alguna manera, más que incomodar, es comprensible y contagia un poco. Nikolaus fue el caballo más tranquilo y amigable que he visto en mi vida. Ahora mi hermana, que lo obtuvo cuando tenía 6 años, no tiene muchas ganas de hablar y me siento un poco extraño en la casa. Nunca he sido bueno en las despedidas o consuelos, las palabras me faltan, aunque por otro lado siento que lo más importante no sería lo que diga, si no darle una actitud de ánimo a la situación y hacerla sentir bien con una posición de alegría.
Entre otras cosas hoy ya está lista el agua de horchata que llevo una semana planeando preparar, y entre recetas de Internet y consejos de amigos, me he encontrado a la mejor persona que se le podría preguntar algo de esta magnitud, mi abuela. Ahora con notas, consejos, plan A y plan B, preparé el arroz durante toda la noche y los pasos siguen hasta el momento en orden ( si no fuera porque parece leche con chocolate más que agua de horchata). En el transcurso del día no creo que mi familia, especialmente mi hermana, esté de ánimo para salir y hacer algo, por lo tanto estaré aquí con una buena cobija, mi agua de horchata, unas gomitas y palomitas para ver tranquilamente una peli...

jueves, 12 de marzo de 2009

Im fernsehen...

video
Ayer tuvimos de nuevo una presentación con el Singekreis, no sé todavía por qué, una vez más, toda la confianza que he juntado estos días se me fue al subir al escenario. Aún siendo una persona extrovertida, las miradas de la gente me ponen nervioso, y el me ponerme nervioso es una de las tantas cosas que hacen que me de hambre. Ahora después de tanto tiempo lo sé, por lo tanto, no olvidé llevar conmigo la barrita de granola de emergencia y una bolsita de Skittles, que gracias a mi hermano ahora los amo. He obtenido algunas costumbres de esta gente, que siento, que desencajarían un poco al momento de regresar a mi país. Sin querer, camino rápidamente, como bastante, soy puntual, etc... Todas me agradan bastante, mas sí hay una que me preocupa, y es que me acostumbré a la alarma de mi despertador, ya no me despierta y ya más de una vez se ha involucrado en mis sueños. Creo que ha sucedido como el tránsito en el Distrito Federal, escuchar el transito de la ciudad ya no es algo que me quite el sueño, pero que seguramente sería un tormento para más de un pueblerino que intentara pasar una noche con tal estruendo. Mientras tanto voy ideando técnicas y probando nuevas cosas. Esta noche, cambiare la canción.
El Martes pasado salí en la televisión, yo no lo vi, pero mucha gente me contó. Afortunadamente ya casi todo esta en Internet y lo pude cachar por ahí. La parte importante está como en el minuto numero cinco con quince segundos. En el que pueden escuchar el alemán más nervioso que he hablado en mi vida, notorio por mi cara de ¿qué diré?. Los comentarios están abiertos, yo ahora me tengo que ir a contar ovejas...literalmente.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Hábitos danzantes.


La noche es el tiempo ideal para pensar, escribir, leer y descansar, y ahora empieza su curso. Este es además, el segundo miércoles que relato, por tanto, daré por hecho que saben el encanto que tiene en mis sentidos. Y para darle un toque final al día de hoy, en la escuela se sirvió la sopa de chocolate que todos los niños de la escuela esperan una vez al mes. Sería lo equivalente a el Eurotour de los intercambistas que ansiosos estamos contando los días (más de uno hasta las horas) para que empiece el viaje ya por todos anhelado. Por lo que veo (leo, porque fue chateando) no soy el único que tiene sobredosis de expectaciones, ayer chateé con Javier, mi amigo de Perú que afortunadamente estará conmigo en el viaje . Creo que la mejor manera de sentirme entendido, más que ser escuchado, es encontrar mis pensamientos en otra persona que los ve de la misma manera que yo. Creo que también por eso le gusta pasear de vez en cuando en este espacio para ver que me sucede. Hoy, entre el soleado frió de este país, me paré un poco para ver a la gente. Me causa mucha gracia, imaginar por el aspecto, en que problemillas se han metido. Los primeros meses que viví en Alemania, fueron meses en los que aprendí a descifrar gestos y detectar hábitos. Las personas estamos llenas de hábitos que nunca me habría percatado de que existen si no fuera porque la situación en la que me encontraba en el idioma me llamaba a callar y escuchar. Ahora no, la barrera del idioma ya no existe, pero de vez en cuando me gusta pensar que nunca lo aprendí y callarme, escuchar y observar a la gente, para aprender esa parte de las personas que las palabras no me cuentan. En todo caso, los hábitos son buenos en tanto no se tornen excesivos, presiento que escribiré en mi libreta del que hacer conseguir algunos buenos.
Por eso, cada vez que tengo tiempo en el ritmo acelerado de este lugar, me siento a verlo e imaginarlo sin palabras, sin sonido...con la vista.
Mientras tanto, seguiré tocando mi guitarra hasta conseguir algo bueno para la noche que me espera...

lunes, 9 de marzo de 2009

En el norte...


Este fin de semana conocí algo aún más nuevo, es increíble como el que trasladarme sólo algunos kilómetros puede cambiarme el paisaje de una manera un tanto critica. El norte de Alemania, es bastante diferente, las casas se construyen de ladrillo rojo, y los jardines, por el mar, son increíblemente verdes. Tengo que aceptar que playa y Alemania no son cosas que se lleven muy bien, pero los pueblitos en el norte le da un je ne sais quoi a el paisaje, que me hizo olvidar lo frío del lugar. Mientras tanto, calles tranquilas, vientos fuertes y un grandísimo sol, es con lo que he despertado en la mañana, cada vez los días se hacen mas largos y poco a poco puedo disfrutar más de ellos. El invierno se esta pasando y al parecer las cosas vuelven a ser un poco más normales en este lugar y espero que con ello la gente quiera a sonreír un poco más. Estoy pensando fuertemente que al humor de las personas, le influye bastante el clima. O, por lo menos en el mío lo hace, ahora estoy más de buenas que de costumbre. Hoy regalé la barrita de granola que atesoré desde el viernes pasado para emergencias, pero cómo no lo haría, si llega una persona que me dice que no ha comido nada en todo el día porque se le olvidó su comida, y en el medio de un sol tan brillante me dí cuenta que esa barrita, sí era de emergencia, pero no una mía.
Ayer fue el cumpleaños de mi querida madre, recordé lo bien que se siente respirar hondo después de terminar una llamada tan alentadora, que deja descansar un poco los pensamientos y crear algunos nuevos.
Los gritos de libertad acechan cada día un poco más mi mente. Que difícil se me hace saber que tengo que empezar a planear, cuando hasta el momento todo ha salido sin hacerlo...
Después de que mis pies se congelaron por caminar tanto en el agua helada de aquél mar extraño decidí seguir disfrutando el momento, pero dejar el deleite para a la vista...

jueves, 5 de marzo de 2009

Überlegen.


Regresando del campamento del Singekreis (no sé todavía como se llama en español)....circulo cantante?... Ya cansado de las notas y necesitado de un poco del ruido citadino, vengo a este mi espacio de nuevo, a resguadarme un poco de las aventuras para plasmarlas en algo legible. En estos momentos me encuentro dudoso, asustado, inseguro, agitado y no, ninguna razón digna de importancia. Después de estar tres días fuera de lo que ahora puedo llamar casa, me pregunto si tendré la energía suficiente para el viaje a través de Europa, serán tres semanas sin descanso. Sin casa, sin tener una pausa para descansar el cuerpo que día a día me irá pidiendo más y más a gritos que lo deje dormir un ratito. El sólo pensar en los momentos que viviré hace que mis entrañas se pongan nerviosas, la diversión que seguramente se juntará con frustración, y el desgaste que con fuerzas no esperadas se irá calmando poco a poco, me hace tener sobredosis de imaginación... eso me encanta. Esas cosquillas de sentirte mago y tratar de predecir, bueno, no predecir, pero sí prepensar lo que pasará.
Es como resolver esos juegos que vienen en el reverso de la caja de cereal y no encontrar la solución, o abrir la misma y no encontrar ese juguete que probablemente a los diez minutos estaría en la boca algún perro, pero que de todos modos lo querías ahí con todas tus fuerzas. Ahora lo sé, las cosas pequeñas suelen ser pequeñas hasta que se analizan mas de tres minutos, y entonces me doy cuenta la cantidad de cosas a las que me enfrento todos los días. Lo mejor de todo es que sé que no me importan si puedo tener los detalles que poco a poco hacen cada día, un día diferente. Que en cada paso hay barreras, sí, pero lo que importa en realidad es siempre ver ese lado positivo, a veces mas escondido de otras, pero que siempre esta ahí. Y que a pesar de todo sólo paro, respiro y me digo, gehe weiter....

domingo, 1 de marzo de 2009

Un sol inesperado.


Hoy desperté desconcertado, en mi cuarto había una luz que hace mucho tiempo no veía. La primavera ha venido hoy a avisarme que cada vez está más cerca. Hoy fue un día como los que hace tanto tiempo estuve esperando. Bien dicen que para obtener se requiere de lucha y cuando la lucha no basta, se debe ser paciente y esperar. Bueno, he esperado y hoy lo he obtenido, un día lleno de sol. Corrí hacia mi ventana para verificar que no fuera sólo el maquillaje de un viento frío, con miedo, la abrí muy despacito y entro un aire que, sin lugar a duda era el aire fresco ideal para un buen día en bicicleta. Tantas cosas tenía en mi cabeza, que casi por un segundo me olvido del desayuno. Qué día tan dichoso fue el de hoy, lo sé, suena un poco exagerado pero desde hace tres meses descubrí que, a mi el invierno me hace como a Superman la kriptonita. Por eso hoy salté como rocker en concierto, solamente de alegría...
De verdad no cabe duda que este país nunca dejará de sorprenderme, a lo largo de este tiempo me he vuelto menos quisquilloso con la comida y ahora me gusta probar de todo. Y una vez más, papá tenía razón, aunque lo dijo con otras palabras, yo sé que algo así me quería decir...Si no se prueba se pierden grandes oportunidades de descubrir algo nuevo...Hoy mi mamá horneó un pastel de cebolla. Creo que fueron de esas cosas que cuando se escuchan, la primera reacción es hacer una cara como de mí comiendo chilito Lucas super acidito. Debo confesar que sabe bastante bien. Pocas cosas he probado con tan mal aspecto y tan buen sabor. Lo que sí es super importante es lavarse muy detalladamente los dientes después de hacer halago del platillo, ya que la cebolla no es cosa que suela ser muy querida por su aroma. En fin, ya se me acabó el día y es hora de que me vaya a dormir, mas yo continuaré haciendo changuitos para que el día de mañana pueda despertar con el mismo sol en mi ventana...

sábado, 28 de febrero de 2009

Achselzuck!


Creo que cuando regrese a mi gran pequeña ciudad me sentiré raro. Estos últimos tres días estuve en Berlín, me di cuenta lo mucho que me he acostumbrado a vivir en el lugar pequeño y tranquilo donde vivo. Los tres mil habitantes que orgullosamente habitan en Langenstein parecen no ser suficientes para hacer el ruido que se siente vivir en un lugar poblado, en Halberstadt es un poco diferente, ahí sí transitan coches. De cualquier manera los números no llegan a ser comparables con muchas de la ciudades mexicanas, no lo sé, me agrada bastante. Aunque de todos modos no podría vivir mi vida entera en un lugar donde el ambiente es tan tranquilo, abrir la ventana ver un pueblo sin voces se siente algo así como cosquillas mentales, como esos pensamientos que me hacen reírme sin sentido cuando como Frutilupis. Sí, eso es.
La semana pasada estaba con una amiga mexicana que vive en Alemania con su esposo, y estábamos hablando, de que nos gustaría que el español no fuera tan mal hablado. Utilizamos el primer ejemplo que se nos vino a la mente, el "switch" para prender la luz. Esa palabra la sabíamos en alemán y en inglés, pero al momento de quererla decir en español, no nos acordamos. Lo peor no acabó ahí, cuando llegó su esposo alemán, le preguntamos que como se llamaba eso, y en menos de tres segundos contestó, interruptor. Son cosas tan pequeñas, pero que una tras otra se van haciendo grandes, hasta el punto en que bastantes cosas se vuelven mal expresadas y acabamos cambiando mucho del sentido que tiene un idioma tan bonito.
Me he dado cuenta la razón por la cual el español "no es un idioma difícil", el español sí es un idioma difícil. Es un idioma difícil que permitimos que se hable fácil, el alemán es un idioma que es preservado como tal, y tienen palabras determinadas para cada cosa, como en el español. La diferencia de el español, es que en muchísimos casos no nos interesa llamar a las cosas por su nombre, sino darnos a entender. Los hispanohablantes, para mi gusto, a excepción de los españoles, hemos creado una cantidad innumerable de palabras que se utilizan por regiones. Y en muchos de los casos utilizamos otras palabras para referirnos a cosas similares, o simplemente las explicamos... son palabras alemanas como la palabra "achselzuck", que es la palabra que se le da a el movimiento del hombro hacia arriba expresando el no saber algo...Yo me he dado cuenta al momento de interpretarme en un idioma en las que en las reglas del juego, eso no se vale. Pero hay mucha gente que todavía no lo hace. Y que importante es esa regla que poco a poco hemos olvidado. Por eso, hace un mes anoté en mi libreta del que hacer algo importante. Acostumbrarme a escribir con ortografía y quitarme la costumbre de hablar mal el español, y yo, lo sigo trabajando...
Compra una taza de té grande, rellenala de tu té favorito con mucha azúcar, tomatela despacio.
El 99% de las veces que lo hago, sonrío y todavía no sé porque.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Un miércoles de aquellos...


Como lo hace mi mente 17 horas al día, talvez mas...no lo sé , ya que al momento de dormir pierdo la noción del tiempo (que por cierto es algo que amo) , estuve pensando. Pensando en el lenguaje que he aprendido desde que nací... supongo. El español es un idioma que tiene muchos trucos de los cuales muchos no he podido decifrar, lo que mas me empeña en descubrirlos es que, probablemente si no hubiera empezado a escribir en este, mi espacio, nunca me los habría preguntado. Así que en este momento, corro tomo mi libreta morada de las notas, escribiré una cosa más en la lista del que hacer. Hoy fue miércoles, creo que comienza a ser mi día favorito. No quisiera discriminar a los otros días, pero como Miércoles no hay dos. Es la mitad de la semana, y que mejor que las mitades. Los comienzos son emocionantes, los finales suelen ser melancólicos. Las mitades son tranquilas... como yo.
Mis Miércoles tienen de todo, empiezo el día con clase de Informática, que mejor cosa que empezar el día con algo de trabajo a mi ritmo. Sin presiones, sin dictar, solo escuchar música, recibir una hoja de tareas y comenzar a trabajar así deberían ser las cosas mas seguido. Después, clase de Arte, y que mejor que ya empezado el día, un poco de creatividad para despertar el cerebro con colores y hojas blancas.
Después sigue Matemáticas para agilizar la mente, Geografía para conocer el mundo desde la banca....sí, hoy estoy de positivo. Y para terminar voy a clase de natación, no hace falta mencionar lo mucho que me agrada hacer un poco de deporte. Creo que, hasta donde mi memoria recuerda, no pasó nada tan dichoso como para ser mencionado. El único hecho es que hoy es miércoles, y estoy mas que de buenas. Mañana viajaré a Berlín para encontrarme con una de mis mejores amigas mexicanas, talvez eso también haya ayudado para que este día este mucho mas feliz de lo normal. Verla me hará pensar que pequeño es el mundo. No importa cuantos kilómetros digan que mide, para mi desde este momento se mide en casualidades y sorpresas...
head and shoulders, knees and toes!

martes, 24 de febrero de 2009

Una sonrisa.


Llega martes, felicidaaad! El día empezó bastante bien, el agua calientita y el desayuno preparado, todos esos pequeños detalles que necesita el mundo para verme sonreír en la mañana y poderle decir al mundo debidamente Guten Morgen, todos estaban ahí. Los compañeros de la clase de Alemán que tomo con la séptima clase, me prepararon una sorpresa, me compraron un libro de historietas en Alemán por supuesto. Siempre se me hace increíble como la gente de un segundo para otro te hacer sentirte suyo, lo digo porque son detalles así los que me hacen sentirme cada día mas perteneciente a este lugar que me ha hospedado todo este tiempo. Creo que con el tiempo que llevo aquí he valorado mas que nada un idioma mundial, es algo que ni siquiera se aprende, por alguna extraña y muy buena razón tenemos gestos. Hoy estaba recordando mi primer amigo en Alemania, Lukas Kirste se volvió una persona tan importante para mi, que hoy es mi mejor amigo alemán.
Y aunque lo importante es lo que ahora el significa, también me muero de la risa cuando recuerdo como es que nos hicimos amigos... La maestra lo puso como mi compañero de banca, me acuerdo que no decía nada, tampoco yo. Yo obviamente por miedo a practicar las que para el primer día de escuela, ya eran mis primeras cuatro palabras en alemán, y el seguramente por miedo a hablar en inglés y decir algo mal. El chiste es que como no nos hablamos, solo tomó mis útiles y se puso a escribir mi nombre en cada uno de ellos. Desde que empezó a escribirlo me di cuenta de que lo había escrito mal, me reí, supongo que el se dio cuenta que había hecho algo mal y también se rió. Fue uno de esos momentos en el que por alguna razón me hacia falta reírme y lo hice sin importar que la clase estuviera en pleno curso. Ese momento se podría decir que rompió el hielo, en un momento, los dos estábamos en una conversación hablando como si alguien ya nos hubiera presentado, sin saber que nosotros nos presentamos sin saberlo...

lunes, 23 de febrero de 2009

Un día más.


Lunes por la tarde... regreso a la escuela, volver a la rutina, no son cosas que me llamen la antención por lo tanto le tengo un poco de rencor a cada Lunes que pasa (exeptuando días feriados). Después de pensar y pensar he decidido escribir un blog, recuerdo que algún día antes de venirme a Alemania mi hermano me dijo: "Crea un blog" a lo cual le respondí que sinceramente no tenia ganas, y que para eso existe Facebook. Hoy, estaba leyendo el blog de una ex-maestra que ahora vive en Finlandia y me di cuenta que son cosas diferentes. La diferencia de horarios hace difícil la comunicación entre mis amigos y yo, y escribirle un mail a cada uno no me hace mucha gracia, tanto que hace tiempo que no escribo a mi familia para contar alguna experiencia. Además de que mi memoria...digamos que no es de las mejores, y siempre se me olvida lo que quería contar, pero no más! Y aunque no tengo ninguna habilidad de escritor, creo que es una buena manera de pasar el tiempo en estos días de invierno en los cuales no tengo ganas ni de abrirle la puerta al vecino.
Hace días que no tenemos nieve, y fuera de eso no le encuentro nada divertido al invierno, hace tiempo que deje de disfrutar ese clima diferente y ahora, estoy planeando alguna técnica que me pueda traer el verano de regreso.
Hoy en la escuela, estuve leyendo un libro en Alemán y al parecer, si leo algo, los maestros me dan chance de que no escriba nada, me agrada la idea. Por lo tanto, hoy, con un diccionario español-alemán en la mano y con ganas de no escribir me adentré en ese campo muy desconocido para mí...la lectura.
Ahora estoy esperando a mi hermana para poder quitarme de la computadora y tener a alguien con quien jugar, ya que los alemanes suelen ser muy ermitaños en días de escuela y sobre todo de invierno, y no saben de que manera los entiendo.
Ya le subí otros cinco puntitos al calentador, y estaba pensando en la nueva intercambista que tenemos en la escuela, llego hoy, al salir al receso la vi sola en una mesa, me recordó lo difícil que fueron los primeros días para mi. Así que me acerque y le trate de sacar un poco de platica, sin tener éxito alguno, habla demasiado bajo, lo cual no ayuda. Intente con español y con las tres palabras de portugués que sé, tampoco dio resultado. Estaba empeñado a seguir intentando, yo sabía que tal vez no tenia ganas de platicar pero por la manera en que veía, algo me decía que no era eso. En fin, la campana tocó y me tuve que ir a mi clase... intentaré mañana de nuevo.
En el receso siguiente estaba hablando con el maestro de música que estuvo en Perú, Ronny Strübing, platicamos sobre muchas cosas , entre tantas, lo fea que es la música peruana y nos reímos bastante de una lista de vídeos que le envié, entre los cuales se incluye "La tigresa del Oriente" y demás grupos que son horribles. Al final del receso tocó la campana y me preguntó que como se llamaba eso, a lo cual le respondí que se llamaba campana, pero después pensé que eso en realidad no es una campana; después le dije que lo olvidara que eso era una chicharra, pero como que suena muy feo. Al final le acabe diciendo que se llamaba timbre pero que campana suena mas bonito.
Creo que ya llego mi hermana, lo dejare por hoy...
P.D: La maestra de Econcomia dijo que la palabra hamburguesa fue inventada por McDonald's

 
Creative Commons License
A mis tres lectores by Juan Pablo Navarro is licensed under a Creative Commons Atribución 2.5 México License.